La culpa es de los videojuegos

O eso es lo que pretenden que nos creamos.

Seguramente todos lo hayáis leído, oído o visto en algún medio de comunicación, pero por si acaso cuento el acontecimiento aquí.

El pasado día 8 de Junio, un japonés conocido como Tomohiro Kato de 25 años, que se confesaba “cansado de vivir”, alquiló una furgoneta con la que se dirigió al barrio de Akihabara en Tokyo, donde atropello a varias personas, tras lo cual se bajó de la misma y empezó a apuñalar a otras tantas personas, hasta un total de 7 muertos y 10 heridos.

Japón es un país conocido en el resto del mundo por su industria del videojuego, del cómic y de la animación, y concretamente el barrio tokyota de Akihabara es considerado la meca del manganime y de los videojuegos japoneses.

Así pues y con este trasfondo no es difícil imaginarse cuales serían los artículos que empezarían a inundar los diferentes medios de comunicación, la mayoría de dichos artículos acabaron centrándose en echar la culpa a los videojuegos, a los comics y a todo lo relacionado con ellos.

Según el blog español AnaitGames, en el diario alemán Sϋddeutsche Zeitung se publicó un artículo en el que se acusaba de forma directa al mundo de los videojuegos con frases como

En ningún otro lugar de Japón fluye la sangre [en pantalla] tan libremente como lo hace en la pacífica Akihabara.

En algunos videojuegos que puedes comprar [en Japón], el jugador puede masacrar a miles de personas con su joystick.

En España tampoco se han quedado cortos y el diario El Correo redactaba otro artículo similar con algunas frases que llegan a lo absurdo.

[…] donde se comercializan cómics y vídeos ‘manga’, que son extremadamente populares entre los jóvenes del imperio del Sol Naciente, pero destacan por sus altos contenidos en violencia y sexo hasta con menores de edad. En consonancia con estas perversiones ampliamente extendidas en la sociedad nipona, en Akihabara se venden abiertamente DVD pornográficos con niñas, que cuestan unos 20 euros, y hasta las camareras de algunos cibercafés van disfrazadas de colegialas o de doncellas medievales.

Sin duda, un caldo de cultivo demasiado peligroso en este país altamente desarrollado en el que sus habitantes suplen sus carencias emocionales con su afición por la tecnología. Por desgracia, la amarga realidad superó ayer al videojuego más macabro en este barrio de Tokio, que pasa por ser una de las ciudades más seguras del mundo.

“Un caldo de cultivo demasiado peligroso”, ¿peligroso? ¿por qué? ¿por qué en varios manga se muestra violencia ficticia, porque hay videojuegos con violencia ficticia, porque algunas camareras llevan trajes de doncellas? Conozco mucha gente aficionada a los videojuegos, a los comics y a todo este mundillo considerado “friki” y todavía no he visto a ninguno con signos de convertirse en un asesino.

Volviendo al artículo vemos una frase aún más extraña “[…] en Akihabara se venden abiertamente DVD pornográficos con niñas […]”. WTF. ¿Realmente tienen periodistas en este periódico o solo se dedican a ojear las páginas sensacionalistas? Porque no le veo otra explicación a esta frase tan sumamente falsa. Es cierto que en Akihabara se venden abiertamente DVDs porno, igual que sucede en cualquier Sex Shop, videoclub o kiosco de nuestro país (que algunos kioscos parece que solo viven del porno), pero JAMÁS y repito JAMÁS venderán en Akihabara DVD pornográficos con niñas, no solo por lo inmoral, repugnante y retrogrado que resulta, sino también porque las leyes japonesas al respecto son enormemente estrictas mucho más estrictas incluso que en Europa. Lo que sucede es que las japonesas mantienen un aspecto mucho más joven que el que normalmente se asociaría con su edad por eso puede parecer que las chicas de dichos DVDs sean más jóvenes pero en realidad son chicas mayores de edad que se muestran con su pleno consentimiento. Es una pena que estos artículos demuestren una vez más que los actuales periodistas son incapaces de informarse adecuadamente, y que lo único que buscan es el sensacionalismo puro y duro.

Por fortuna la última frase de El Correo les salva un poco: “[…] Tokio, que pasa por ser una de las ciudades más seguras del mundo”. Y así es, Japón es famoso por ser uno de los países con menor índice de criminalidad. Esto no deja de ser un acontecimiento aislado, desastroso, pero aislado al igual que en otros países. No se puede juzgar a todos por lo que ha hecho uno solo.

Por suerte podemos encontrar aún algún artículo que evita el sensacionalismo y se centra en la noticia. Así podemos leer artículo sobre este acontecimiento en El País, El Mundo o en 20 Minutos.

Ahora en respuesta a lo que decía el asesino acerca de que estaba “cansado de vivir”, ¿por qué no se suicidó? ¿por qué tubo que matar a todas esas personas? ¿acaso tenían ellos la culpa de que él estuviese cansado de vivir? Ojala todos los psicópatas empezasen por matarse a si mismos, así se evitarían las muertes de tanta gente inocente.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: