El Toro de la Vega, o como llamar tradición a la tortura

Yo soy vallisoletano, y por eso me siento aún más indignado cuando veo a los que defienden este “espectáculo” (si es que se lo puede llamar así) diciendo autenticas barbaridades, mentiras y falsedades con tal de mantenerlo como tradición. Como tortura diría yo.

Según la propia alcaldesa de Tordesillas “el toro no sufre”, claaaaro… el toro no sufre… probemos entonces a clavarles lanzas a algún tordesillano hasta que muera desangrado y luego le preguntáis si ha sufrido o no, pues lo mismo le sucede al toro.

Además podemos escuchar unas cuantas perlas de parte de los defensores de este asesinato.

“Es una tradición y hay que respetarla”
Pues volvamos a los tiempos de la esclavitud, que durante siglos fue una tradición.

“[…] lo hemos hecho siempre y disfrutamos haciendolo”
Igual que Jack el Destripador, seguro que él también disfrutaba asesinando a sus víctimas a sangre fría.

Pero para analizar esto con más detalle, veamos como definen al Toro de la Vega el propio ayuntamiento de Tordesillas (Valladolid) cuando describe esta “tradición”.

El Torneo estriba en la suerte de medir las fuerzas entre un hombre y un toro sin despuntar […]

¿Un hombre y un toro? Entonces ¿qué hacen allí tantísimas personas? O en Tordesillas no saben contar más de uno, o esta parte de la “tradición” prefieren saltársela.

[…] sólo puede alancearse al toro dentro de los límites establecidos, de forma que nadie puede molestar al toro, ni antes de entrar, ni después de salir de los límites, y que si el toro logra rebasar los límites sin que el torneante le haya alcanzado, se le dará como vencedor del torneo […]

Esta parte ha sido incumplida este mismo año, ya que el toro a terminado por ser abatido fuera de los límites, donde ya debería estar indultado y ganarse el derecho a sobrevivir. Aunque el ayuntamiento de Tordesillas, ha rehusado a dar el premio al causante de la muerte, por considerar que ya no era el lugar para ello.

Fuente: Terra Noticias

[…] toro y torneante, deberán estar en igualdad de condiciones, el toro con sus defensas naturales, y el torneante, bien a pie o a caballo, provisto únicamente de una lanza. […]

¿Igualdad de condiciones? Esto es como si dos personas se retasen a un duelo, uno con una espada y otro con un tenedor, esta claro que es igualdad de condiciones…

[…] la singularidad de Tordesillas reside en que en esta villa castellana se sigue manteniendo un festejo que, a pesar de los inevitables cambios introducidos en su desarrollo y a pesar del giro cultural acaecido en la propia sociedad a través de los años, conserva unas seña de identidad propias que le identifican como el más antiguo vestigio de las fiestas de los toros. Y esas señas de identidad que se mantienen en su mayor pureza por los actuales vecinos de la villa, hacen del Torneo del Toro de la Vega un referente antropológico fundamental. […]

Es decir, que se justifican en que este “festejo” se realiza desde hace siglos, sin intentar buscarle más sentido.

[…] La tradición exige que la lidia se desarrolle según determinados cánones, y estos cánones han sido recopilados y actualizados por el Ayuntamiento de Tordesillas, que aprobó en su día unas Ordenanzas o Normas de obligado cumplimiento para participar en el Torneo. A modo de muestra, reproducimos literalmente algunos de los artículos de dichas ordenanzas:

Art. 28.- El alanceamiento del toro, deberá ser a cuerpo limpio, sin ningún tipo de engaño y en la salida o huída del lancero no deberá haber ninguna defensa u obstáculo artificial que beneficie al lancero para su posible cobijo. […]

El hecho de que existan decenas de personas contra un solo toro, no es ninguna desventaja ¿no?

Art. 29. – Se intentará el orden en la lidia, respetando al primer lancero que haya osado alancear al toro. El vencedor será el que procure al toro la lanzada más certera, valiosa y grave. Siempre bajo la idea de que lo más importante es la calidad y no la gravedad de dicha lanzada.

¿La más grave? Encima premian al que sea el más salvaje.

En el Tornero se adoptan las medidas oportunas para evitar actos de crueldad gratuita y además, son conocidas por todos los participantes, las rigurosas medidas que se adoptan para velar por la pureza del torneo y por el cumplimiento de esas normas tradicionalmente impuestas para este festejo.

Pues yo creo que la mejor forma de evitar actos de crueldad gratuita sería cancelando esta tortura a la que llaman tradición.

El Torneo del Toro de la Vega fue declarado Fiesta de interés turístico de España por Resolución de la Secretaría de Estado de Turismo de 18 de enero de 1980 (BOE de 16 de febrero).

Y encima esta considerado como Fiesta de interés turístico. Ciertamente, la estupidez humana no conoce límites.

Podéis leer más en:
20 Minutos
El Intermedio
Publico
Toro de la Vega
Web oficial de Tordesillas

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: